Entorno

Sóller, un pueblo que revive su pasado

Sóller es un pueblo atractivo de 13.000 habitantes de la costa noroeste de Mallorca. Situado a unos 3 Km. de su puerto (Puerto de Sóller), el pueblo yace en un gran valle fértil en forma de cuenco. Comparte su valle con el pueblo de Fornalutx y la aldea de Biniaraix.

Este valle es famoso por sus huertos de naranjos y bancales de olivos milenarios, que forman un paisaje irrepetible donde se entremezcla el dulce aroma del azahar y del Mediterráneo.

Un tren que desafía al tiempo desde 1912 nos trae hasta este tesoro natural entre valles, coronados por el “Puig Major”, la montaña más alta de Mallorca.

Reminiscencias árabes en sus calles, palacios señoriales en el más puro estilo mallorquín, edificios modernistas con aires de vanguardia… la arquitectura de Sóller refleja la fusión de sus culturas, al igual que su tradición gastronómica y sus fiestas.

La playa se abre a la bahía en la que ya desembarcaban los corsarios, punto de partida de inolvidables excursiones por la mar.

Sus aguas tranquilas y cristalinas hacen de este lugar rodeado de montañas un paraje inolvidable.

Cultura

Eventos y lugares para no perderse

La oferta de actividades culturales es importante y tiene peso específico en la zona.

Una cita imprescindible en Puerto de Sóller es el Festival de Música Clásica del Puerto de Sóller, que en este 2012 se desarrolla del 29 de septiembre al 20 de octubre en su octava edición. Los conciertos tienen lugar en el barrio marinero de Santa Catalina, al fondo de la bahía del puerto.

Ya en el centro de Sóller, puede deleitarse con una visita a Can Prunera, una casa-museo modernista dedicado a la pintura y a la escultura, donde se exhiben obras de grandes maestros de los siglos XIX y XX, como por ejemplo Henri de Toulouse-Lautrec, Joan Miró, Paul Klee, Fernand Léger y Maurice Vlaminck.

También tienen cabida artistas mallorquines o vinculados con Mallorca como Miquel Barceló, Santiago Rusiñol, Joaquim Mir, Joan Fuster, Eliseu Meifrén, Ritch Miller, etc.

Otro de los grandes reclamos es el Tranvía de Sóller, con piezas únicas de hace un siglo, ya que la línea fue inaugurada 4 de octubre de 1913. Los tres automotores de tranvía numerados del 1 al 3, y sus remolques 5 y 6 son los originales de 1913 que fueron encargados a la casa zaragozana Carde & Escoriaza.

No se pierdan tampoco el amplio repertorio de fiestas populares de la localidad como la Fira i el Firó, la Nit de Sant Antoni o Sant Bartomeu, fiel reflejo del espíritu alegre de sus gentes.

Actividades

Ofertas deportivas y de ocio en la zona

El entorno natural de la zona es ideal para la práctica de todo tipo de actividades al aire libre.

La creciente infraestructura deportiva de Sóller incluye la posibilidad de practicar deportes como vela, buceo, submarinismo, motos acuáticas, surf, piragüismo, pesca, etc.

Si prefiere quedarse en tierra, puede apuntarse a una excursión de senderismo o jugar al golf.

Senderismo

Sóller, el centro de la Sierra de Tramuntana

El valle y las circundantes montañas de la Sierra de Tramuntana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, son un destino preferido para viajeros de todo el mundo, especialmente para los aficionados al excursionismo, la naturaleza, el agroturismo, etc.

El entorno del hotel está plagado de hermosos senderos que invitan a pasear entre montañas con la mirada puesta en el horizonte marino.

Pueden descubrir y adentrarse en esos paisajes de ensueño con la guía de montaña (titulada) del Hotel Portosoller, que les propondrá rutas clásicas y otras menos conocidas pero siempre interesantes.

Cada semana se programan tres excursiones diferentes para los clientes del hotel, en las que se cobra únicamente el transporte.

Si quieren hacer una ruta especial de senderismo con un grupo de amigos, la guía de montaña del hotel puede prepararles un programa a medida, con un nivel de dificultad adecuado a su preparación física.